Si hablamos de la industria del metal, todavía existen procesos que se realizan de forma manual, lo que provoca no solo altos costes de producción sino también estrés de los trabajadores, limitando tanto la productividad como los beneficios de la empresa.

Para vencer todos estos retos se ha desarrollado —y está disponible en el mercado— abundante software relacionado con el tratamiento y procesado de los metales.

Además del software, las máquinas de control numérico (CNC) son unas de las mejores herramientas para el mecanizado —fresado, taladrado, ranurado, y otras operaciones de corte de metal— de forma automática a través de órdenes recibidas desde un  ordenador.

Las empresas que se dedican al decoletaje, taladrado, corte y desbaste de metales pueden utilizar la potencia de las máquinas CNC para acabar con los procesos tradicionales que consumen mucho tiempo, y conseguir así una mejor productividad en el trabajo con metales.

¿Qué es una máquina CNC?

También conocidas como centro de mecanizado CNC, en síntesis las máquinas CNC son máquinas-herramientas automatizadas, controladas por un ordenador.

Son herramientas capaces de realizar múltiples operaciones sobre un pieza, utilizando herramientas rotativas de múltiples filos de corte y con la mínima intervención del trabajador durante el proceso de mecanizado. De esta forma se incrementa la producción, flexibilidad y precisión.

Las máquinas CNC se utiliza en la industria moderna, no solo para reducir los costes de producción sino también para ahorrar en tiempo y mejorar la precisión del trabajo, pues los centros de CNC son muy útiles para el mecanizado complejo.

Hay dos tipos de máquinas CNC, verticales y horizontales, clasificación dada en función de la posición del motor del husillo. También hay máquinas CNC de diferentes tamaños para fabricar piezas, como las de 3, 4 y 5 ejes. A mayor número de ejes, las empresas pueden producir comparativamente más rápido y piezas de mayor complejidad.

Además de mejorar la productividad y de un trabajo mejor acabado, las máquinas CNC ofrecen una amplia gama de beneficios; aquí te traemos una lista de las 6 mayores ventajas de las máquinas CNC.

Las 6 ventajas principales de las máquinas CNC

1. Mejora de la precisión

Puesto que las máquinas CNC funcionan a partir de programas de ordenador, ofrecen mayor precisión en comparación con las máquinas mecánicas operadas manualmente.

Más aún, como las máquinas están controladas por software y programas de ordenador integrado, los procesos se terminan antes y disminuye el número de errores, lo que resulta en una mejora global de la productividad.

2. Seguridad

Las operaciones en las máquinas CNC se ejecutan a través de programas, por lo que los trabajadores no están en contacto directo ni expuestos a las herramientas de corte.

Esto significa que los trabajadores están exentos de peligro y seguros en sus espacios de trabajo.

3. Alta precisión del proceso

El software CNC integra CAD (Computer Aided Design) y las operaciones CAM (Computer Aided Manufacturing), capaces de realizar el mismo proceso cientos o miles de veces con el mismo nivel de perfección.

4. Reducción de residuos

La maquinaria CNC ayuda a reducir los desperdicio de metal, ya que están diseñadas con sistemas de gestión de las virutas resultantes de procesos de mecanizado o corte, que se acumula en los talleres sin tener un uso en particular.

La retirada automática de virutas que incorporan produce espacios de trabajo más limpios.

Por ello, estos sistemas proporcionan una solución óptima para el trabajo con metales en diferentes formas. Mejoran la gestión de los cortes para tener el mayor aprovechamiento, y además pueden separar los diferentes tipos de virutas, de modo que se facilita su reutilización y reciclado.

5. Reducción de la implicación del trabajador

Con la incorporación de máquinas CNC, las empresas pueden realizar las operaciones más complejas en pocos minutos sin la intervención de un operador de máquina o un ingeniero.

Este hecho reduce considerablemente los costes de incorporación y formación de operadores de máquinas, y también reduce los errores humanos y accidentes que ocurren en los procesos tradicionales.

De hecho, una sola persona puede supervisar varias máquinas CNC, ya que  una vez ha sido programada se la puede dejar trabajar de forma autónoma como norma general. A veces solo es necesario reemplazar ocasionalmente las herramientas de corte.

6. Ejecución de procesos complejos

La maquinaria CNC pueden ejecutar procesos complejos que requerirían grandes esfuerzos y tiempo en el caso de hacerse a mano. Todo lo que uno tiene que hacer es configurar la máquina e integrar los programas.

Los operadores solamente son necesarios para supervisar la máquina y los procesos y, por lo tanto, se puede ejecutar el proceso sin interrupciones o fallos.

Con todas estas ventajas de las máquinas CNC, las empresas del metal pueden ser más eficientes y obtener un ROI más alto en menor tiempo.

En Valnicrom toda nuestra maquinaria es de control numérico CNC, para así ofrecer un servicio de mecanizado de precisión con las más alta calidad, fiabilidad y garantía.

 

Fuente: kuzudecoletaje.es

Abrir chat